top of page
  • Foto del escritorVive tu Vida

EDUCAR ADOLESCENTES CON TDAH

Actualizado: 4 sept 2023

EDUCAR ADOLESCENTES CON TDAH


No es ningún secreto que criar a un preadolescente o adolescente con TDAH es difícil. Hay mucho trabajo personal y familiar que equilibrar y se está trabajando en criar a alguien que es autónomo.


En nuestro abordaje del TDAH, creemos que es necesario dar herramientas a la familia para este reto, así el trabajo en equipo entre familia, escuela y terapeuta va a ser imprescindible.


En nuestra experiencia, estas son algunas de las trampas más comunes en las que vemos caer a los padres con sus hijos adolescentes:


No ser flexible en el estilo de crianza


A menudo es difícil saber cuánto margen de maniobra debes darle a tu hijo preadolescente o adolescente con TDAH.


Lo que ocurre con esta pregunta es que hay que ser flexible en la forma de criar a un preadolescente con TDAH. Habrá momentos en los que necesitará más apoyo y otros en los que podrá ser más independiente.


Ser capaz de cambiar el grado de independencia en función de la situación es lo que le ayudará a crecer.


No elegir tus batallas


Sabemos que puede ser muy difícil no entrar en una discusión o enfadarse cuando tu hijo hace algo con lo que no estás de acuerdo. Al mismo tiempo, esto también puede llevar a más y más peleas y discusiones, dejándote exhausto y minar la relación.


Una de las primeras cosas de las que hablamos en la terapia es de cómo elegir eficazmente tus batallas para tener una mejor comunicación con tu hijo adolescente.


Esto comienza con la elección de una regla no negociable en su hogar. Una regla no negociable es algo en lo que nunca estaréis de acuerdo que suceda en su casa.


Al elegir una regla no negociable, podréis ver con qué cosas puedes ser más flexible y elegir tus batallas.





No darse suficiente valor como padres


Puede ser muy fácil sentir que no estáis haciendo lo suficiente como padres de un preadolescente o adolescente con TDAH. Nuestra autoestima como padres, se puede ver afectada por creer que no nos estamos esforzando lo necesario para apoyar a nuestro hijo preadolescente o adolescente con TDAH, a veces, puede parecer que no sirve para nada.


Cuando sintáis que no estáis haciendo lo suficiente, recordad que estáis haciendo lo mejor que podéis en este momento. No siempre los esfuerzos que estáis haciendo tendrán resultados inmediatos, pero con el tiempo, el duro trabajo dará sus frutos.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page